COLEGIO HISPANO AMERICANO "Josefino"

Ver ubicación

Lázaro Cárdenas 824, Ventura Puente, Morelia, Mich. Tels. 3 12 92 87 y 3 12 71 71

El Colegio Hispano Americano, cuya trayectoria histórica supera los cien años en la ciudad de Morelia, Michoacán, se ha distinguido sirviendo a la sociedad michoacana cultivando en sus alumnos valores éticos, cívicos, universales y trascendentales, haciendo brillar los principios que guían la formación de sus educandos.

 

El Colegio Hispano Americano Josefino, pertenece al sistema particular, proporciona un servicio público, con organización e ideario propio, elige su propio personal y se reserva el derecho de admisión. Apegado siempre a las disposiciones del Sistema Educativo Nacional, a la Secretaría de Educación en el Estado, en base al Artículo 3º. Constitucional y la Ley General de Educación.

 

Su registro de Incorporación Sección Primaria: clave de C.T. 16PPR0050K, acuerdo No. 81702 fecha 15 de diciembre de 1981 y Colegio Josefino A. C.

Sección Preescolar con Clave 16PJN000ILN0001L, Acuerdo No. 89023. 24 de febrero de 1989, Morelia, Mich.

 

El Colegio Hispano Americano Josefino dirigido por Hermanas Josefinas; la Congregación nace en la Ciudad de México el domingo 22 de septiembre de 1872; obra del Espíritu Santo, la hizo surgir pequeña en tiempo difícil a causa de las Leyes de Reforma cuando la Iglesia era desposeída de sus bienes, conventos saqueados y destruidos cerrado los noviciados así como religiosos y sacerdotes desterrados del país.

 

Ante esta realidad, el P. José Ma. Vilaseca, sacerdote de la Congregación de la Misión; impulsado por el Espíritu Santo y movido por su celo apostólico buscó dar respuesta a las necesidades del pueblo oprimido, sobre todo atendiendo a la educación de la niñez y juventud, fundó varias escuelas y en una de ellas comenzó la fundación de Hermanas Josefinas.

 

El día 27 de agosto de 1872, se dio el encuentro del P. Vilaseca con la M. Cesarita allí se dejó sentir el carisma de las Hijas de María y de José, hoy Congregación de Hermanas Josefinas. La Madre Cesarita permanece en la Congregación durante 11 años y 7 meses, tiempo suficiente para fundar varias obras que exigieron trabajo, sufrimiento, incomprensión, soledad. Después de haberse ofrecido como víctima para la conservación y crecimiento de las obras josefinas muere dejando el ejemplo de una vida consagrada totalmente al servicio de Dios.

 

"Si deseas hacer siempre y en todo lo mejor, desearás hacer la Voluntad de Dios, que es siempre buena, siempre santa y siempre perfecta"

 

P. José María Vilaseca

 

"Dios todo lo va haciendo, Dios me ve y yo camino por donde me guía... por mí misma nada puedo"

 

M. Cesárea Ruiz de Esparza y Dávalos